domingo, 9 de marzo de 2014

CALDO DE POLLO CON FIDEOS (rosol z makaronem)


El caldo de pollo es un clásico en la mesa polaca. Es una sopa que se sirve todos los domingos en casi todas las familias polacas. Tampoco falta en grandes acontecimientos familiares como bodas, bautizos etc.. Y también es estupenda para la resaca (se bebe en un vaso sin fideos y hace milagros).
Aunque en España también se hace un caldo de pollo, este no tiene nada que ver y no se parecen en nada los dos. En Polonia se sirve con fideos caseros, aunque mucha gente por comodidad los compra en las tiendas. Y os aseguro que ya no es lo mismo, no tienen el mismo sabor los fideos secos que una pasta fresco. Pero si alguien (como yo) es demasiado vago para hacer la pasta fresca, se puede comprar en España unos espaghettis frescos. Yo los compro siempre, y luego corto con unas tijeras en trozos cortos de 4-5 cm para que parezcan fideos. Y están estupendos para esta sopa.
Otra cosa muy importante-los fideos y el caldo se cuecen aparte (no como aquí en España) y se junta todo en el plato en el momento de servir.

CALDO DE POLLO CON FIDEOS (rosol z makaronem)

INGREDIENTES:

para el caldo:
1/2 pollo de coral o 1 muslo entero y cascaras de pollo)
1/4 de raíz de apio
2-3 zanahorias
1 puerro
1 cebolla grande
1 raíz de perejil (la parte blanca de perejil)
3-4 ramitas de perejil (las hojas verdes)
2 hojas de repollo
1 hoja de laurel
7-8 granos de pimienta de Jamaica
7-8 granos de pimienta negra
sal
opcional 1 pastilla de caldo de pollo
para los fideos:
2 vasos de harina
2 huevos
pizca de sal

PREPARACIÓN:

Para el caldo, lavamos bien el pollo y lo ponemos en una olla grande con agua fría. Lo ponemos en fuego medio hasta que empieza a hervir. Entonces recogemos con un colador la espumilla que se haya formado. Pelamos las verduras. Cortamos la cebolla por la mitad y la "quemamos"en un fogón o en una sartén sin aceite. Añadimos todo a la olla y bajamos fuego al mínimo. Dejamos cocer el caldo a fuego muy lento sin tapar y sin removerlo, mínimo 2 horas. Al final ratificamos de sal si hace falta.
El caldo no se puede tapar durante la cocción porque perderá su claridad. Este caldo debe ser transparente, no es caldo como el español.
Para los fideos, ponemos sobre una superficie plana la harina. Hacemos un hueco dentro y añadimos ahí los huevos y la sal.


Trabajamos la masa hasta que este elástica (si es muy seca se puede añadir un poco de agua). Partimos la masa en 2 y estiramos cada trozo  con un rodillo hasta obtener placa de unos 2-3 mm.

Espolvoreamos cada placa con bastante harina y ponemos una encima de otra. Con un cuchillo partimos las placas en una tiras de unos 4-5 cm y las colocamos unas encima de otras.


 Ahora cortamos fideos muy finitos.  Los cocemos en abundante agua con sal.





En un plato ponemos pasta y añadimos el caldo. Por encima decoramos con perejil fresco picado. Si a alguien le gusta, puede picar la zanahoria cocida del caldo y servirla junto con la sopa. Mucha gente también le pone pimienta negro molida por encima.

2 comentarios:

  1. Hola. Acabado de prepara la sopa y le ha encantado a mi novia polaca (dice que me ha salido como la de su madre). Así que ya que ella no me cocina comida polaca pues tendré que hacerlo yo con tus recetas. GRACIAS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bueno!!!! Me ha encantado y sorprendido tu comentario. Se supone que debería ser al revés, je...je... Me alegro mucho de que os ha gustado y que te ha salido bien. Enhorabuena:)

      Eliminar