sábado, 22 de noviembre de 2014

RAVIOLIS CON CHUCRUT Y SETAS (pierogi z kapusta i grzybami)

















Hola, hoy  pongo una receta por encargo de una de las lectoras. Es otra variedad de los famosos ya "pierogi", esta vez rellenos de chucrut  setas secas, Espero que os apetezca a probarlos...

RAVIOLIS CON CHUCRUT Y SETAS (pierogi z kapusta i grzybami)

INGREDIENTES:
Para la masa de los pierogi se puede usar cualquier masa de la receta de los "pierogi ruskie", que las voy a copiar aquí o también hacer esta que pongo hoy nueva.

masa I
500 g de harina
1 vaso de agua caliente
yema de 1 huevo (se puede usar 1 huevo entero, entonces la masa saldrá mas dura pero mas elástica)
1 cuchara de mantequilla blanda
pizca de sal

masa II
250 g de  agua tibia
4 cucharas de aceite
1 pizca de sal
560 g de harina
opcional 1 huevo (yo nunca lo pongo)

para el relleno:
500 g de chucrut
100 g de setas secas
1 cebolla
1 hoja de laurel
2 granos de pimienta de Jamaica
aceite para freír
sal y pimienta

PREPARACION:
Lo primero vamos a preparar el relleno. Para esto hay que lavar bien las setas y luego las remojamos en agua (lo mejor durante toda la noche). Luego las cocemos en la misma agua del remojo y escurrimos. OJO-no tirar el agua de cocción. A continuación nos ocupamos del chucrut. Si es muy acido, lo enjuagamos con agua y escurrimos. Lo metemos en olla, añadimos un poco de sal, la hoja de laurel y los granos de pimienta Jamaica. Lo cubrimos con agua de cocer las setas (si queda poco, añadimos agua) y cocemos hasta que este hecho. Escurrimos y enfriamos. Troceamos las setas y el chucrut. Cortamos la cebolla y la freímos en una sartén con aceite. Cuando esta doradita, añadimos el chucrut y las setas. Rehogamos unos 10-15 min (hasta que se evapore todo el agua). Si nos quede muy seco, añadimos un poco mas de aceite.


Ahora la masa de los pierogi-en una superficie lisa ponemos la harina, hacemos un hueco dentro y agregamos ahí la mantequilla (o el aceite) la sal (y la yema o el huevo si queremos). Vamos añadiendo poco a poco el agua y trabajamos la masa. La masa debe ser muy elástica y no pegarse a las manos. Por eso a veces no se usa todo el agua o hay que añadir mas. Depende de calidad de la harina. Formamos la masa en una bola (es mejor dejarla reposar unos 20 min envuelta en un paño limpio) y la dividimos en 2 o 3 partes. Espolvoreamos la superficie donde vamos a trabajar. Cogemos un trozo de masa (el resto debe seguir envuelto en el paño para no secarse) y con un rodillo la estiramos hasta que sea muy fina. Con un vaso cortamos círculos (se puede usar la forma para hacer las empanadillas) y en cada circulo ponemos una cuchara del relleno.



Lo doblamos y pegamos bien con dedos o con ayuda de un tenedor. Hay que tapar los PIEROGI crudos con un trapo limpio de cocina para que no se secan mientras acabamos hacerlos todos.
Ponemos a cocer en una olla bastante ancha agua con sal y un poco de aceite. Cuando rompe a hervir metemos los pierogi y cocemos durante 3-4 min (el tiempo se cuenta desde el momento cuando los pierogi salgan a la superficie).


 Los sacamos sobre un colador, "aclaramos" un poco con agua fría y escurrimos bien. Servimos con trocitos de tocino frito o cebolla dorada. Saben a gloria si los acompañamos con un vaso de sopa de remolacha limpia (hay receta en este blog).



 
 

 

1 comentario:

  1. Dziękuję Ewe!
    Intentaré prepararlos este fin de semana, seguro que salen bien, jaja. Me trae muy buenos recuerdos esta receta.
    Un saludo!

    ResponderEliminar